¡Para no olvidar! 12 mil españoles sin papeles llegaron a la Venezuela próspera de los años 50 - Cohen y Aguirre Lobby Solutions

Post Top Ad XX

viernes, 17 de noviembre de 2017

¡Para no olvidar! 12 mil españoles sin papeles llegaron a la Venezuela próspera de los años 50


El viaje a Venezuela costaba 5.000 pesetas, una fortuna en España/ Archivo


Más de 120 barcos canarios ilegales cruzaron el Atlántico entre 1948 y 1952 en búsqueda de una vida más próspera. Los últimos supervivientes relatan un viaje lleno de penurias, sin agua ni comida y a merced de los temporales.

Con información de AlNavio.com

Es la misma historia que hoy viven muchos venezolanos en Europa y otros continentes, pero contada al revés. Tras una dura cuarentena en La Orchila, estos arriesgados españoles podía notar la recompensa en muy pocos meses. Era Venezuela el país "donde todo era demasiado barato".

Para llegar  a su destino, debían bordear la costa africana hasta Cabo Verde para luego proceder a internarse en el océano hasta pisar tierras venezolanas en búsqueda de una mejor vida.

Hace 65 años, pisaban mayormente  La Guaira y Carúpano, aunque también llegaron a Margarita y a Trinidad.

¿Cuánto tiempo? Era un mes de viaje que además costaba una fortuna para la época, 5000 pesetas.  Cada una de estas personas emprendía el viaje consciente de sus riesgos: Ser detenidos, pasar necesidades y hasta a merced de posibles tormentas que les jugaran en contra. Sin embargo, ellos sentían que valía la pena. 


Era un mes de viaje que costaba unas 5.000 pesetas, una fortuna para la época. Sabían que pasarían trabajo, que casi siempre era suficiente para todos y que probablemente serían detenidos por la policía venezolana al llegar a tierra firme. Pero el riesgo valía la pena. 

La dictadura de Francisco Franco en España atravesaba su peor momento y en Canarias no había trabajo, ni mucho menos dinero. Muchas familias vivían del autocultivo y también llegaron a pasar hambre. Ajena a esa realidad de profunda depresión y miseria, Venezuela era entonces un país en el que la prosperidad estaba garantizada.

Lo decían los primos, lo repetían los vecinos en las siete islas canarias. Apenas con un mes de trabajo, podían recuperar las 5.000 pesetas que debían pagar por el pasaje. El bolívar entonces tenía una cotización casi paritaria con el dólar estadounidense y la economía gozaba de un crecimiento interanual del 10%. Venezuela no era otra cosa que la tierra prometida y por eso los marineros y pescadores de las islas comenzaron a ver negocio en la organización de los viajes transoceánicos con hasta 200 personas a bordo de motoveleros. 

Los viajeros embarcaban con comida y agua calculada para 30 días. Casi todos llevaban sólo una pequeña maleta. Después de más de un mes de travesía, durante la cual muchos de ellos llegaron a afrontar peligrosos temporales, llegaban a Venezuela, la tierra de la que todos hablaban en Canarias, el país desde donde los emigrados enviaban grandes cantidades de dinero a sus familias.

 El Gobierno venezolano entendió las ventajas de la mano de obra española, dispuesta a trabajar en los campos en los que no querían operar los campesinos nacionales. Por ello, firmó un convenio con el Gobierno del dictador Francisco Franco para permitir la inmigración legal a partir de 1952. Pero hasta esa fecha, la clandestinidad era el único camino para alcanzar tierra venezolana. Fueron más de 120 barcos los detenidos

En Canarias se calcula que, por todas las vías, más de 12.000 canarios llegaron sin papeles a Venezuela. “Venían por los pueblos. Iban diciendo: pasaje a Venezuela por 5.000 pesetas. Allá consigues trabajo fácil y ya empiezas a mandar dinero rápido”, nos cuenta José Hernández, un canario que partió de La Gomera el 9 de agosto de 1950 en el barco El Telémaco hacia Caracas en conversación telefónica hace un par de años. José, con sólo 17 años, viajó con su padre y otros 169 inmigrantes. 

“Mi padre vendió una finca buena que tenía. Le pagaron 10.000 pesetas. Y dio 5.000 por su pasaje y 4.500 por el mío”, recordaba José, el más joven de los tripulantes de El Telémaco, en diciembre pasado, en Los Teques, donde vivió gran parte de su vida. 

La dictadura de Franco atravesaba su peor momento y en Canarias no había trabajo / WC

 Una dura travesía 


 Santiago Jerez, patrón del barco, aceptó llevarlo a Venezuela a pesar de no haber surcado nunca el océano. Se guiaba por su instinto y por las pobres indicaciones que recibía de pescadores que ya habían hecho la misma travesía. Su sobrina, Teresa García, era la única mujer entre 170 hombres.

 A los 10 días de haber emprendido el viaje, una noche, una tormenta sorprendió a la tripulación. Teresa, también en conversación telefónica desde Caracas, cuenta la gran aventura de su vida a la que se sumó muy joven, poco consciente de los peligros que conllevaba cruzar el océano con tan escasos recursos. Pensaba que el viaje era mucho más corto y que se lo pasaría bien. Era la gran ingenuidad de quienes abordaron El Telémaco con muchas esperanzas y casi sin miedo.

 “Esa noche nos sorprendió una marea muy brava. Entraba agua por las escaleras. Con el temporal, no se podía ni ver la proa del barco. La gente se tuvo que refugiar en los camarotes. Las olas eran tan grandes que casi se llevaron a Cristóbal Suárez, que manejaba el barco, porque el timón estaba al aire libre. Los tripulantes tuvieron que amarrarlo para que el mar no se lo llevara mientras domaba ese barco”, recuerda Teresa desde su residencia en Caracas.

Los españoles tuvieron que atravesar duras calamidades/ Archivoa
 La tripulación había llevado carne, patatas, arroz, garbanzos, gofio y bidones de agua dulce, pero casi nada sobrevivió al temporal. Entonces, el racionamiento que sufrían los tripulantes se hizo aún mayor. Uno de los viajeros de El Telémaco, Manuel Navarro, que años más tarde obtendría gran reconocimiento en La Gomera por el relato de su aventura, escribió unas décimas que recitaba de memoria durante muchos veranos a sus paisanos interesados por aquella aventura: 

 “Seis patatas, no muy buenas, eran y no bien contadas, la comida destinada para el almuerzo y la cena, dejando profunda pena cuando fueron terminadas; pero en la desesperada, comimos sin poner freno gofio de gusanos lleno y platos de agua salada”.

 Después de la tormenta, adquirió tintes de tragedia. Los tripulantes comenzaban a enfermar y muchos de los viajeros comenzaban a tener diarreas y a vomitar sangre.

 Eran las consecuencias de la mala alimentación y la hidratación con agua salada. Cuando la situación comenzaba a ser trágica, El Telémaco vio la salvación. En medio de la ruta, coincidió con un petrolero que provenía de Venezuela. Hicieron señales de auxilio y gritaron por ayuda hasta captar la atención de la embarcación que les salvó la vida. 

Les regalaron varias garrafas de agua. Sabía a agua limpia, pura, no como la que traían de Canarias que sabía a gasolina porque los bidones no habían sido bien lavados. Los tripulantes del carguero le indicaron al patrón, perdido y desorientado, la ruta hacia las Antillas. En pocos días llegaron a Martinica, donde los locales, sorprendidos por la aventura de aquellos españoles famélicos, acudieron en su ayuda. “Aquellos negros nos salvaron la vida. Se corrió la voz de que andábamos casi sin rumbo y que escapábamos de la miseria en España y llegó media isla a ayudarnos y a llenarnos de comida, de fruta y de agua”, recuerda Teresa desde Caracas.

 El final del viaje ya parecía garantizado, y El Telémaco surcó un mar mucho más calmado hasta llegar a La Guaira. Allí, como ya muchos esperaban, los tripulantes fueron detenidos. Los acusaron de tráfico ilegal de personas mientras que la mayoría de los pasajeros fueron puestos en cuarentena en la isla de La Orchila. El gobierno del dictador Marcos Pérez Jiménez se quería cerciorar de que ninguno de los famélicos inmigrantes portara alguna enfermedad contagiosa. 

La prensa trababa las noticias en portada, “5 mil pesetas por venir a Venezuela pagaron 112 españoles a una organización fantasma”, publicaba El Nacional el 10 de enero de 1950 y “Con la libertad por brújula, popa a Franco y rumbo a Venezuela”, titulaba el mismo diario el 8 de septiembre de 1948. 

Venezuela, “la octava isla” 


Pasado el período crítico, todo resultaba muy sencillo en la Venezuela de aquellos días. “A mí todo me parecía baratísimo para la cantidad de dinero que se ganaba.

 El país era inmensamente rico. Yo ahorré en muy poco tiempo 10.000 bolívares, que eran casi 200.000 pesetas, una fortuna en España”, cuenta Teresa. Una fortuna con la que su compañero de viaje José podía comprar 20 fincas en La Gomera. Algunos viajeros de aquellos barcos regresaron a su tierra después de haber acumulado una buena cantidad de ahorros. 

A la vuelta, lograron construir una admiración colectiva en las Islas Canarias y si alguno regresaba tenía que recorrer todas las casas para contar la aventura. Eran los días en que Venezuela fue bautizada como “la octava isla”. Pero muchos otros como José Hernández y Teresa García, decidieron afincarse en Venezuela, formar sus familias y sus nuevas vidas. Fueron conquistados por aquella tierra moderna, en pleno desarrollo, y llena de gente amable, un país que, 65 años después, ya pocos reconocen.

 Ahora sus hijos y nietos son quienes se marchan huyendo de las colas, la escasez y la inseguridad. En el fondo, es la misma búsqueda: de la libertad y la prosperidad que también perseguían sus abuelos. Ellos forman parte de la nueva generación que regresa a sus orígenes para recordar que la vida también es un viaje de ida y vuelta.

Así los recuerdan sus descendientes 


Aunque muchos de estos valientes ya no están, sus descendientes los recuerdan con orgullo y hasta nostalgia al rememorar la Venezuela de aquellos años, país de esperanza y tierra de oportunidades para quienes, incluso, decidieron quedarse y hacer familia.

Compartimos este articulo de AlNavio.com en nuestras redes sociales y así reaccionaron quienes conservan recuerdos y anécdotas de familiares y amigos que sobrevivieron a esta dura travesía.





Fuente: 
https://alnavio.com/noticia/11932/delared/cuando-12.000-sin-papeles-espanoles-llegaron-a-la-prospera-venezuela-de-los-anos-50.html

58 comentarios:

  1. Excelente redacción y muy puntual.. Gracias estimado Cohen&Aguirre,. .y que Dios los bendiga grandemente así como a nuestra Venezuela indómita y rescatarla de nuevo en el nombre del Dios de Israel....

    ResponderEliminar
  2. REsulta que ahora la historia es al reves,los venezolanos salen del pais a otros lugares buscando calidad de vida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero si vas a España, te tratan como si fueras una plasta de 💩... ¡No hay reciprocidad! Esos ahora sí son racistas, aquello ¿para qué recordarlo ah? 😡😡😡

      Eliminar
    2. Eso es falso, yo me encuentro en España y aquí no he sentido ese racismo que tú dices, y el trato es educado y respetuoso, la ignorancia es atrevida!!!

      Eliminar
    3. Que tu vivas esa pequeña fantasía, no quiere decir que no traten mal al inmigrante, al venezolano está ahí.. como en 60%. Eso es lo que molesta. Como una persona no le afecta eso es mentira.

      Eliminar
    4. El problema es que hoy día ninguna nación es como la pujante y maravillosa Venezuela de aquellos fabulosos años 50. Hoy Venezuela está arruinada, sin luz, sin agua, sin alimentos, sin medicinas e increíblemente sin gasolina..!! Todo gracias al fiasco de la revolución bolivariana del siglo XXI. Un fracaso gigantesco.

      Eliminar
  3. Pues deja como leccion de vida..que el Mundo es de todos, del ser Humando en general..tiene derecho a andar y vivir donde quiera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente reflexión,es una auténtica verdad... Mis respetos

      Eliminar
    2. Uno de esos canarios ,fue mi padre.don justo Pestana.

      Eliminar
    3. Me contaban mis padres ..y al pasar el tiempo . En los años 70: llegue a Venezuela emigraba de Colombia ...era la Venezuela Rica ..poderosa....allí me quede con mi familia .. y después me casé y tuve tres hermosos hijos....vivo acá hace 38 años ...sobreviviendo a la dicradura de Nicolás Maduro

      Eliminar
    4. Me contaban mis padres ..y al pasar el tiempo . En los años 70: llegue a Venezuela emigraba de Colombia ...era la Venezuela Rica ..poderosa....allí me quede con mi familia .. y después me casé y tuve tres hermosos hijos....vivo acá hace 38 años ...sobreviviendo a la dicradura de Nicolás Maduro

      Eliminar
    5. Si hicieras en una dictadura te aseguro que por ese comentario estuvieses siendo perseguida o ya en prisión... La verdad es que los venezolanos somos gente con corazón y Venezuela es el mejor de los países.

      Eliminar
    6. De donde sacas semejante estupidez??? Si yo viví en cuba y en cuba hay dictadura y puedes opinar incluso está permitido que digas lo que no te gusta del gobierno...lo que no es permitido en cuba son los grupos opositores o las reuniones opositoras ah otra cosa si en Venezuela no hay dictadura que hay entonces?? Porque mejor no agarras un libro y te pones a leer porque se ve que no sabes lo que significa la palabra dictadura,autoritarismo, totalitarismo, presidencialismo, democracia por eso bolivar decía que un ser sin estudio es un ser incompleto

      Eliminar
  4. MI FAMILIA LLEGÓ A VENEZUELA IGUAL QUE YO A LOS ESTADOS UNIDOS. CON SUS PAPELES EN REGLA Y LISTOS PARA HACER GRANDE A ESA TIERRA. NUESTRA TIERRA VENEZUELA.

    ResponderEliminar
  5. Hoy por tí y mañana por mí....o lo que es lo mismo,,,,prohibido olvidar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tambien ,hubo quienes nacimos de toda esa ola de inmigrantes,como mi caso .soy hija de justo Pestana ,un canario de la palma.al que conocí en el 2003.y solo pude compartir con el por cinco años.ya no está.son algunas de las cosas que también quedan.y que son dolorosas para quienes nos tocó vivirla.

      Eliminar
    2. Venezuela sigue siendo un paraiso terrenal donde la serpiente se multiplicó y la ingenuidad de Adan y Eva también... la población venezolana, nunca pensó que podia pasar lo que ahora ocurre. La que otrora, era receptora de inmigrantes de todas las latitudes; incluso facilitaba la vida a la gente que no hablaba español...rapidito estaba invitandolos a sus hogares, compartiendo pan y alegria y empapandolos de venezolanidad. Sin embargo, el venezolano era tan ingenuo que no llegó a imaginar las dimensiones de las riquezas que tenia... solo unos pocos conocian sus ventajas comparativas y las aprovechaban y engañaron tanto al pueblo que este se sintio defraudado y lamentablente se deslumbro y le dio el voto de confianza al mesianismo que pronto demostró su apego al poder, su incapacidad y voracidad insaciable.
      En ese trance está aun.
      Y ahora ya nadie ni siquiera los oriundos de las 7 Islas Canarias quieren visitar y mucho menos venirse a vivir a un país, cuya infraestructura de servicios esta en el piso:con muchas noches
      sin eléctricidad, muchas semanas sin abastecimiento de agua, el transporte colectivo cada día es más precario, la atención médica que en otras épocas tenía un nivel de eficiencia y eficacia envidiables en toda la región no puede ni siquiera demostrar cifras confiables para hablar de logros en ningún campo qué le compete; la producción de alimentos ha desaparecido casi en su totalidad y los niveles académicos de la educación universitaria ya se mimetizan con el analfabetismo funcional. Atraer población emigrante a estos lares es casi imposible. Contrario a eso, los jóvenes han marchado y siguen buscando maneras de salir en grandes contingentes humanos a destinos diversos; donde haya oportunidades de desarrollar una vida digna para ellos y sus familias;la gran receptora de inmigrantes en América Latina, se convirtió en gran expulsadora de jovialidad,gentilicio humanista, sueños,talentos a diferentes destinos del mapa mundi. Los que nos quedamos con el corazón roto albergamos la esperanza que más temprano que tarde la diaspora vuelva a su jardin del eden para recontruirlo; Aqui estamos sus raices con los brazos abiertos para la dignidad y la alborada.

      Eliminar
  6. Pues muy difícil nos lo ponen en España ahora que se volteó la tortilla.

    ResponderEliminar
  7. En España viven actualmente más de 300.000 Venezolanos buscando una vida mejor, lo cual a mí me parece fantástico porque no he conocido a ninguno malo, todos excelentes personas y muy respetuosas, que no se olvide el pasado ni el presente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por apoyar a mi gente de venezuela,en algún momento regresaran todos

      Eliminar
  8. Recuerdo en los 70 en barquisimeto las bodegas pulperías y fruterías eran de los "ISLENOS" los reconocias porque eran pequenos no más de 1 metro 55cmts .Después nos enteramos que fue producto de la desnutrición durante su infancia..Luego sus vástagos crecieron como varas en Venezuela

    ResponderEliminar
  9. Gracias Venezuela Gracias España Ha habido gente noble, generosa y trabajadora en el pasado y en el presente en estas dos grandes naciones.Mis suegros fueron de esos inmigrantes españoles en Venezuela y la amaron, ahora mis hijos,mi nieta y yo lo somos en España y nos sentimos en casa, porque así nos han recibido.Son más las cosas buenas y con ellas nos quedamos.

    ResponderEliminar
  10. Excelente publicación, lo resaltante de este articulo es que no fueron solametes Españoles, es que vinieron de todas partes del mundo; hasta extraterrestre ya que se decían que en el ávila habían , es interesante saber que en esa época tan próspera para venezuela amparados bajo ideales de izquierdas dieron golpes de estados a Gobiernos que mantienen una economía próspera, de hecho salieron guerrillas a tomar las armas en los años 60, hasta que lo lograron, los que gobiernan hoy ahí esta su cuna. Lo que Yo me pregunto es ¿por que?

    ResponderEliminar
  11. pero ahora por ejemplo en españa no tratan bien a los venezolanos se las ponen complicada para poder legalizarse no se recuerdan de sus antepasados que vinieron a este pais hacer una vida mejor.

    ResponderEliminar
  12. Que tal como están, yo tengo un caso parecido como muchos , me ha tocado venirme a España hacer vida aquí y ya tengo apenas dos meses y diría que algo así le pasó a mi padre , Joaquín González Pérez canario de la palma, pero a el fué muchísimo más rudo , se trajo desde canarias la palma a Venezuela en una goleta de 12 mts a 50 paisanos , esa historia la puede conseguir y se llama EL Apuron , espero que le sirva de algo está historia y me gustaría en lo que puedan ayudarme en hacer vida aquí y traerme a mi familia de Venezuela cuánto se los agradecería , Dios los bendiga grandemente en todo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, yo llegue a Venezuela mucho despues, aun no nacía. Pero tuve el privilegio de conocer a varios protagonistas de estas historias, al "Tío" Emiliano, no recuerdo su apellido, casi seguro de Tenerife que llego a La Guaira y a Miguel Medina que llego a Carupano. Gentes trabajadoras y honestas que aportaron su esfuerzo para bien de todos.

      Eliminar
  13. Hermoso recordatorio, gracias Cohen y Aguirre

    ResponderEliminar
  14. Tenia yo 5 años cuando vinimos a Venezuela desde Tenerife... gracias Venezuela.

    ResponderEliminar
  15. Mi padre llegó también en los 50 aqui. Su familia se fue de España a Cuba y en los 50 el se vino a Venezuela.

    ResponderEliminar
  16. Que espectacular!!! Ojalá que fluyan muchas cosas buenas para los venezolanos en España.

    ResponderEliminar
  17. Y esto no lo ven nuestros hermanos españoles, la realeza, diputados de derecha, presidente y la union europea

    ResponderEliminar
  18. Venezuela... El paraíso de América... El Edén de América... Todos aterrizaron en venezuela... Peruano primeramente.. Ecuatorianos dígame y son los que ahira están volando y asesinando a los venezolanos que han salido por hambruna... Por buscar un mejor por venir para poder alimentar a sus familiares que quedan en venezuela esperanzados de q ellos logren trabajar y enviarles para un viciado de comida. Vaya humanidad vayaaaa humanidad.
    En cuanto a lo publicado... Muy bonito muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  19. Que la humanidad somos todos . La solaridad no debe de dejar de ser humilde entre los de este planeta llamado tierras .
    Hoy estamos arriba mañana no sabemos , por eso has bien sin mirar a quien

    ResponderEliminar
  20. Fe en DIOS, JESUCRISTO Y EL ESPÍRITU SANTO con su ayuda Venezuela será mejor que antes. Debemos ORAR y pedirle perdón si lo hemos ofendido por nuestros malos actos a DIOS Y JESUCRISTO Y EL ESPÍRITU SANTO
    Que DIOS TENGA MISERICORDIA DE VENEZUELA y envíe ayuda celestial

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pidanle a dios que EEUU saque sus garras de la pobre Venezuela y verán como todo será mejor

      Eliminar
  21. Yo soy hija d unos de esos migrantes españoles

    ResponderEliminar
  22. QUE LA SOLIDARIDAD PRESTADA POR LOS VENEZOLANOS A TANTOS INMIGRANTES LLEGADOS A ESTAS TIERRAS BENDECIDAS SEA MULTIPLICADA A CADA COMPATRIOTA VENEZOLANO QUE HOY ESTA LUCHANDO Y TRABAJANDO HONRRADAMENTE EN TODO EL MUNDO, AMEN QUE ASI SEA. Ç

    ResponderEliminar
  23. La mamá de un amigo vino así, hasta la apedrearon en la calle y tiene el periódico donde sale ella por la violencia hacia los extranjeros y señalaban los gritos de regresen a su país.

    ResponderEliminar
  24. En estos momentos tenemos a toda nuestra familia aquí en España y no nos han tratado mal tampoco vivimos de limosna todo lo que se gana es con mucho trabajo y duro aquí se vive mejor nuestros hijos tienen calidad de vida viven para vivir no para sobrevivir no es fácil pero aquí estamos para dejar el nombre de nuestra amada y añorada Venezuela en alto muchísimas gracias a España x acogernos en estos momentos difíciles que vive nuestro país con la esperanza de poder regresar a nuestra tierra algún día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es fácil y sabroso decir que cuando se arreglen las cosas volverán a su Patria amada, compañero lo que se ama no se abandona, se lucha por ella. Imagínate que Bolívar se hubiese ido a España,nunca hubiese conseguido liberar a Venezuela. Los que nos quedamos, también tenemos familia, pero de aqui no nos vamos... Si tu no defiendes lo tuyo, quién te lo va a defender?

      Eliminar
  25. Soy hija de un canario de la palma (hoy fallecido), recuerdo que mi padre me contó cómo fue su llegada a Venezuela, con solo 22 años y una maleta llena de sueños,que gracias a su tesón y las oportunidades de nuestra bien llamada 'tierra de gracia" pudo hacer realidad. Sería buena la disfunción de esta publicación, y así puedan leerlo aquellos españoles, que despectivamente nos llaman " SUDACAS"

    ResponderEliminar
  26. Un relato realmente interesante... sólo se olvidan contar que Venezuela en aquel momento era un país próspero, dónde todo estaba por hacer... España aún vive las secuelas de una dictadura y de unos gobernantes que han abocado el país a la ruina...un país donde no hay trabajo porque todo ya está hecho

    ResponderEliminar
  27. Mi familia Baldera se establecieron en Islas Caiman y Canarias y en Republica Dominicana Procedente de España pero fue a finale del año 1770...ver Video Historico Origen Apellido Balders en Youtube....

    ResponderEliminar
  28. Esa gente ya ni existirá ahora estamos en el SIGLO XXI ESO YA FUE

    ResponderEliminar
  29. Ojala aprendan la lección en España y ayuden a los migrantes en vez de dejarlos morir o asesinarlo se En el Mediterraneo

    ResponderEliminar
  30. El autor del reportaje se olvidó decir que Venezuela también fue la Nueva Galicia. Entre gallegos y canarios andaba el juego.

    ResponderEliminar
  31. Exactamente , el mundo es de todos.!!
    Sudamerica fue la 1era tierra en acojer gente de otro lares x guerra o dictadura
    Y siempre acojimos con altura y calidez humana.
    Ese ejemplo hoy en dia esta olvidado x los europeos , hacia todos los sudamericanos.

    ResponderEliminar
  32. Sudamerica siempre dio el ejemplo de buen anfitrion , siempre recibimos a personas huyendo de guerras y dictaduras.
    Se recibian con altura y calidez humana.
    Ejemplo , que hoy en dia europa sobre todo NO TIENE MEMORIA Y NO RECUERDA LA LECCION.
    Sudamerica igualmente sigue latiendo con mucha escencia humana.
    Orgulloso de mi sudamerica !!!!!

    ResponderEliminar
  33. Es la vida misma, un ir y venir, y la historias se repite. No queda más que nostalgia, y dolor en el corazón 😘😌

    ResponderEliminar
  34. Fantástica la historia mi madre también la vivió pero el cuento al revés no tiene el mismo final feliz.los latinos los criollos como yo migramos a Europa noz encontramos con salarios mínimos con lo cual no se puede vivir

    ResponderEliminar
  35. Fantástica la historia mi madre también la vivió pero el cuento al revés no tiene el mismo final feliz.los latinos los criollos como yo migramos a Europa noz encontramos con salarios mínimos con lo cual no se puede vivir

    ResponderEliminar
  36. Fantástica la historia mi madre también la vivió pero el cuento al revés no tiene el mismo final feliz.los latinos los criollos como yo migramos a Europa noz encontramos con salarios mínimos con lo cual no se puede vivir

    ResponderEliminar
  37. Fantástica la historia mi madre también la vivió pero el cuento al revés no tiene el mismo final feliz.los latinos los criollos como yo migramos a Europa noz encontramos con salarios mínimos con lo cual no se puede vivir

    ResponderEliminar
  38. mis abuelos que en paz descance se vinieron en uno de esos barcos, igualmente sus hermanos... ellos llegaron al puerto de la guaira y sus hermanos llegaron a la galera de margarita... como los extraños mas mi abuelo pascual me contaba su historia..

    ResponderEliminar