¿Por qué Madrid es la capital de España? - Cohen y Aguirre Lobby Solutions

Post Top Ad XX

lunes, 4 de junio de 2018

¿Por qué Madrid es la capital de España?

La interesante historia de por qué Madrid es la capital de España /Archivo



Cuando Felipe II se trasladó a Madrid junto con su corte, el Monasterio del Escorial todavía no estaba construido. El complejo fue ideado por el propio Felipe II y diseñado por el arquitecto Juan Bautista de Toledo. Más tarde, se convertiría en la residencia real. 


Pero, ¿por qué Madrid?


El debate sobre las razones que llevaron al rey a trasladar de forma permanente su corte a Madrid ha llenado muchas páginas. Uno de los motivos más evidentes es la centralidad geográfica de Madrid respecto el resto de la península. Sin embargo, a menudo se dice que el rey Felipe II se trasladó a Madrid por política y por amor.

El heredero del rey Carlos I ya había vivido dos fracasos matrimoniales –primero con María de Portugal, con quien tuvo a su primer hijo, y después con María Tudor– cuando se casó con Isabel de Valois (aún se casaría una vez más tras la muerte de su tercera esposa). Los enormes muros del Alcázar de Toledo agobiaban a la reina, quien sentía una especial predilección por Madrid y un fuerte desprecio por el clima toledano. Esta pudo ser una de las motivaciones por las que se materializó el traslado, pues se dice que Felipe II la amaba con locura.Valladolid y Toledo fueron descartadas como capitales por motivos políticos y estratégicos. Valladolid había apoyado la revuelta comunera, y en Toledo el rey vivía muy cerca de la poderosa influencia del arzobispado. Por otro lado, el traslado le permitiría establecer un símbolo de poder real en Madrid, donde la presencia del poder noble y eclesiástico era escasa, y había un espacio para que Felipe II creara una corte a su propia medida.

Madrid se convirtió entonces en la capital y comenzó un proceso de cambio tras el cual la ciudad ya no sería la misma. El Real Alcázar de Madrid se transformó en la residencia real permanente y, además de las instituciones burocráticas, a su alrededor fueron apareciendo casas grandes y palacetes de nobles que buscaban la cercanía de la corte. Más adelante, Felipe II cambió su residencia al palacio-monasterio de San Lorenzo del Escorial.


Fuente: National Geographic 

No hay comentarios:

Publicar un comentario